Zeid Ra’ad al-Hussein dijo que la ley autoriza el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública sin las garantías adecuadas ni supervisión

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  Zeid Ra’ad al-Hussein, expresó su preocupación por la nueva Ley de Seguridad Interior, pues “no cumple los estándares de derechos humanos”.

“Me preocupa que una nueva Ley de Seguridad Interna autorice el uso de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública sin las garantías adecuadas ni supervisión”, dijo.

Asimismo, celebró la entrada en vigor de nuevas leyes contra la tortura en junio de 2017 y las desapariciones forzadas en enero pasado.

Por otro lado, Al Hussein condenó las políticas represivas que está aplicando en Estados Unidos hacia los migrantes.

En su informe anual ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (UNHCR, por su sigla en inglés) en el que se presentó un balance sobre las garantías individuales en el mundo, expresó su conmoción por el creciente maltrato a los migrantes.

“Estoy sorprendido por los informes de que en Estados Unidos muchos migrantes interceptados en la frontera sur, incluidos niños, son detenidos en condiciones abusivas, como temperaturas bajo cero, y que algunos niños pequeños están siendo detenidos por separado de sus familias”, dijo.

El jefe de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos destacó que las detenciones y deportaciones de migrantes han aumentado drásticamente durante la administración del presidente Trump “desgarrando familias y creando enormes dificultades”.

“Lamento la continua incertidumbre sobre los beneficiarios del programa DACA”, dijo en referencia a la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia, que protege a unos 700 mil dreamers, en su mayoría hispanos, de la deportación y les permite trabajar en Estados Unidos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here