Brian PARRA

Dentro del país se han elevado los índices de robos y con ellos golpes y exhibiciones por parte de la ciudadanía para los ladrones, sin embargo mucho se ha cuestionado que estos salen a la brevedad y no cumplen alguna sentencia o que el ciudadano que hace “justicia por su propia mano” termina en barandillas y según la Comisión de Estatal Derechos Humanos (CEDH) y las leyes de nuestro país, se debe acreditar que la agresión fue en defensa propia para que no se violen los derechos del ladrón.

Sí bien la ciudadanía hace esto por la falta de eficacia por parte de los elementos de seguridad, nuestras leyes prohíben rotundamente la agresión física en contra de ladrones, esto si no se acredite que es en legítima defensa, el visitador regional de la CDEH Víctor Contreras señaló que si una persona es sorprendida en flagrancia puede ser detenida por cualquier otro ciudadano e inmediatamente ponerlo a disposición de las autoridades competentes.

Mencionó que en caso de un asalto lo primero que se tiene que valorar es la vida propia y en caso de ver que se puede detener al sujeto, hacerlo, pero sin lesionarlo o exhibirlo ya que esto es contra los derechos de la otra persona y como seres humanos tenemos los mismos derechos, así pues lo que se recomienda es dejarlo a disposición de las autoridades y confiar en estas para que sea la ley quién los juzgue y cumplan una sentencia según el delito.

Destacó que los cuerpos policiacos también están en constante capacitación para que no lleguen a incurrir a un delito en materia de derechos humanos, así mismo para que no lleguen a caer en el uso excesivo de la fuerza ya que según la cooperación del acusado es el trato que se les debe dar, recalcó que todas estas recomendaciones son para que la justicia se llevé a cabo sin trabas y se llegue a una mejor solución.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here