¿Cuál fue la primera cerveza que hubo en México?

0
1406

Aunque no lo parezca, la cerveza tiene un origen más antiguo en México, aquí la historia de cómo se convirtió en una popular bebida

Este viernes 3 de agosto se conmemora en México el “Día de la Cerveza”, una de las bebida favoritas de los mexicanos.

Y aunque la cerveza llegó a México desde la Colonia, no se volvió popular en el país sino hasta hace menos de un siglo.

De Amecameca

En el mundo, la cerveza se conoce desde tiempos Antes de Cristo y prácticamente desde entonces fue una bebida popular en Europa. La primera vez que se fabricó cerveza en México fue hasta dos décadas después de la caída de Tenochtitlán, cuando el emperador Carlos V autorizó la instalación de la primera fábrica de esta bebida en la Nueva España.

Así, el 6 de julio de 1542, el sevillano Alonso de Herrera obtuvo ese permiso desde España para instalar su empresa, para la cual trajo maestros cerveceros desde la Región Flamenca de Bélgica.

La fábrica se instaló en la Hacienda El Portal, localizada en Amecameca, hoy territorio del Estado de México, y la cual se encontraba cerca de importantes manantiales que le proveían el agua necesaria para la producción de la cerveza.

No fue buen negocio

La condición que puso Carlos V para dar el permiso, fue que la Corona recibiera la tercera parte de las ganancias; sin embargo, no resultó ser buen negocio por diversos factores.

La primera barrera que impedía el éxito de la cerveza en la Nueva España era que estaba mucho más arraigado el consumo de otras bebidas, principalmente el pulque.

De hecho, por esas fechas hubo una ley que impedía beber pulque para evitar la embriaguez de los indígenas, pero eso no ayudó en nada al aumento del consumo de cerveza, que seguía siendo consumida únicamente por los europeos que, a su vez, seguían extrañando la de origen europeo.

Así, la cervecería de De Herrera pasó por diversas dificultades desde el principio y trabajó intermitentemente hasta 1549, cuando se vio obligado a detener la producción, por lo que también sus maestros cerveceros regresaron a Europa o se fueron a otros lugares con mayor bonanza, como Guanajuato, donde había mayor desarrollo debido a la minería.

Producir la cerveza en la Colonia resultó muy difícil y costoso, por lo que prácticamente durante dos siglos se optó por importarla de Europa, principalmente de Alemania y Bélgica, con lo que se cubrió mejor la demanda –que no era mucha– y resultaba tener mejor sabor.

Tardó en pegar

Tras la Independencia, hubo un resurgimiento de la fabricación de cerveza en México, pero no fue sino hasta después de la Revolución cuando se industrializó y, mejor aún, se logró vender fría, alcanzando así un mayor éxito en el mercado.

Actualmente, México está entre los primeros cuatro productores de cerveza del mundo y, de acuerdo con la agencia de investigación de mercados Kantar Worldpanel, en 69 por ciento de los hogares mexicanos se compra esta bebida.

Al año, los mexicanos adquieren, en promedio, 37 litros de cerveza por hogar y se gastan mil pesos. Según la agencia Nielsen, el día del partido de la pasada Copa del Mundo en el que la Selección Nacional venció a su similar de Alemania, el ticket  promedio de esta bebida en las tiendas del país alcanzó un monto de 66.70 pesos, por encima de un domingo normal.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here