Por poco y el Diablo mayor se sale con la suya. José Cardozo y Chivas se metieron al Infierno de Toluca donde rescataron un vibrante 2-2 ante los Diablos en un juego que volvió a tener polémica y hasta conatos de pelea.

En los últimos minutos, el partido se llenó de pleitos y reclamos entre los jugadores de ambos equipos y hasta con el árbitro, derivado de una expulsión de Alfredo Talavera al 77′ por reclamarle al árbitro central César Ramos Palazuelos.

En el inicio del juego, las cosas fueron distintas.

Rubens dio una muestra de su talento al 4′ cuando dio un pase filtrado para Alexis Vega, quien definió a gol ante la salida del arquero Gudiño para poner el 1-0.

El marcador era rojo pero el futbol se volvió rojiblanco en todos los costados de la cancha.

Ángel Zaldívar probó con un disparo a los 26 minutos pero dio en el poste. Después, Pulido logró meterse al área y sacar disparo cruzado que superó a Talavera pero no a Rodrigo Salinas que salvó su meta.

El aviso estaba dado.

Fue así como Walter Sandoval realizó la jugada más espectacular de la tarde cuando pasó, junto con el balón, entre Da Silva y Ríos, para colarse al área y buscar un disparo con el empeine al ángulo.

Sin embargo, la redonda pegó en el poste y cayó dentro del área donde Zaldívar y su olfato goleador convirtieron el 1-1.

Iniciado el segundo tiempo llegó la ventaja rojiblanca cuando Alan Pulido filtró el balón para Brizuela y el Conejito mandó un centro para Zaldívar, quien de cabeza logró el 1-2. Todo en una triangulación perfecta.

Ya con la ventaja y el ánimo, Josecarlos Van Rankin se animó a hacerle sombrerito a Tobio, que hacía su debut en la Liga.

Ante la endiablada necesidad ingresó Luis Quiñones por la banda izquierda y en su primera participación habilitó a Borja que mandó un centro que se le pasó a toda la zaga hasta que remató Luis Mendoza para el 2-2.

Pero todo acabó con la expulsión de Tala.

Era el minuto 76 y acababan de anular un gol de cabeza a Van Rankin cuando el arquero quiso avivarse como en la J1, pero el árbitro no lo permitió. Comenzaron los reclamos del arquero que merecieron una amonestación.

Pero los reclamos no cesaron y el juez mundialista no permitió más indisciplina y terminó por expulsar al arquero escarlata.

Todavía hubo un par de jugadas de peligro por equipo, primero Gudiño atajó y después Luis García en una jugada que parecía cantada para Zaldívar. Así fueron las acciones deportivas antes de desatarse la última pelea de la tarde en un vibrante juego en el Infierno.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here